VIVANI, CHOCHO CON EL DISCURSO DE VIDAL