UNA NUEVA “MISIÓN” EN LA ESQUINA