UN MAESTRO “MENTIROSO” LLEGA AL ROSSINI