UN CURA DETUVO AL TREN…