TRABAJADORES RURALES NO ADHIEREN AL PARO