Torchio: “ESTÁ TODO MÁS QUE EN ORDEN”