TOBIAS, UN EJEMPLO DE JOVEN ENTEREZA