SILVESTRE, ENÉRGICO CON EL ESCRACHE A VIDAL