SI VOLVISTE DE RUSIA, OJO CON EL CONTAGIO