SARAMPION: ACLARACIONES Y TRANQUILIDAD