San Nicolás: EL JEFE DE GUARDIA ERA UN FALSO MEDICO