¿SALE SILVESTRE, ENTRA ZUCCARI?