Rugby: ATLETICO EN EL “PICO” DE LA CIMA