PRODUCTORES DE CARNE DICEN ESTAR “A LA PARRILLA”