PEHUAJÓ RECLAMA SER “ZONA DE DESASTRE”