CASAS Y PYMES PUEDEN GENERAR Y VENDER ENERGÍA