PALO A PALO, EL BUEN AÑO MILLONARIO