PABLO PICOTTO VUELVE. ¿CON PLATA?