NAFTAS CARAS Y… ¿SOLO DE CONTADO?