¿MUERE EL TELÉFONO FIJO?