MILES DE VIVIENDAS SOCIALES ABANDONADAS