MALIS SE OPONE A LA CREACION DE LA NUEVA TASA