LOS PAGOS EN EFECTIVO PODRÍAN SER MAS CAROS