LOS FEEDLOTS VOLVIERON A SER RENTABLES