LOS 500 PÉ TIENEN UN TOQUE NAIF…