Alberti: LOCURA Y TENSIÓN DURANTE UN SECUESTRO