LA “VUELTA AL COLE” CUESTA UN 28% MAS QUE EN 2017