LA PROHIBICION DE BOLSITAS NO FUNCIONARIA