LA “OTTO”, EN PLENO MOVIMIENTO