LA NIÑA Y EL DEFE, MANO A MANO