LA DEFENSORÍA PIDE POR LA “ESI”