LA “BIBLIOMOVIL” RECORRE LA CIUDAD Y EL DISTRITO