LA ANMAT PROHIBIÓ UN PRODUCTO MÉDICO