Junín: VALIJA “EXPLOSIVA” ESTABA VACIA