IOMA: COMENZO LA ERA PLÁSTICA