EL PRODUCTOR ENTREGA EL 60% DE SU RENTA AL ESTADO