INÉDITO ROBO EN LA IGLESIA CATEDRAL