FUERTE RECHAZO AL IMPUESTO RURAL