FUERTE RECHAZO A LOS AUMENTOS DE GAS