Fernández: EL OCASO DE UN OMNIPOTENTE