“Expo Cerdos”: EN LINCOLN SON MUY CHANCHOS