“EL SALADO” COMIENZA A TRAER PREOCUPACIONES