EL NUEVO CONSEJO DE LA CEyS AMPLIO SUS GRAVES DENUNCIAS