EL “NEGOCIO” DE LA CAPACITACION DOCENTE