EL MILLONARIO LE DEJÓ EL SALDO “EN ROJO”