EL MATE ENCONTRO UN ALIADO