EL HOGAR DE CRISTO RECIBE JOVENES CON ADICCIONES