EL GURI LLEVABA UN PERRO EN SU AUTO