EL GOBIERNO MITIGA EL AUMENTO DEL GAS