¿EL ESCRACHE COMO DEFENSA ANTE LOS ROBOS?